Casos de Coaching III

Siguiendo con los casos de Coaching, los cuales han dejado huellas en mi propia vida, por lo que estoy agradecido de la oportunidad de “haber tocado las vidas de estos seres humanos”, les traeré en esta oportunidad otros dos.

Antes de seguir, recomiendo al lector releer el artículo previo: “Casos de Coaching I” (ir al link: http://goo.gl/CZdVCq).

Caso 4: Hombre de 41 años. Casado, con dos hijos, y ocupando una buena posición en el área administrativa de una gran empresa. Aunque su desarrollo profesional le permitía reconocerse varios logros, tenía la sensación de poder estar mejor. Su quiebre estaba relacionado con que regularmente se sentía abrumado por la presión laboral, y no entendía por qué le costaba tanto gestionar las innumerables exigencias que recibía.

Luego de hacerle algunas preguntas para indagar sobre cómo se desarrollaban sus actividades profesionales pude escucharle que, a pesar de haber recibido talleres de administración del tiempo, se le hacía muy difícil gestionar satisfactoriamente sus múltiples actividades. También descartó que su dificultad para manejar satisfactoriamente el tiempo pudiera estar relacionada con falta de apoyo o de no saber delegar.http://goo.gl/0MFbT

Al preguntarle ¿qué pensamientos te llegan si te dicen que te van a asignar tres tareas igualmente urgentes que debes hacer tu mismo?, su repuesta fue “algo va a salir mal”. Entonces le pregunté ¿alguna vez te ha salido mal algún trabajo en condiciones similares?, y su respuesta, casi inmediata, fue “NO”, pero añadió “de niño mi papá me regañaba si, en temporada escolar, me comprometía con más de una actividad deportiva, y peor aún si quería ir de excursión a la montaña con un grupo de senderismo al cual pertenecía”.http://goo.gl/f198t

Le pregunté, entonces, ¿qué te diría tu papá hoy si supiera que tienes que entregar tres proyectos igualmente importantes para una fecha cercana? Y su respuesta fue “seguramente me animaría y me diría que estaba seguro de que yo podía lograr hacerlo bien, porque siempre lo había hecho”. Casi de inmediato su cuerpo se relajó y su expresión facial fue de serenidad. Fue como si hubiera obtenido el permiso de su papá para realizar varias tareas simultáneamente.

Seguidamente le pregunté ¿qué harás de ahora en adelante cuando tengas que enfrentar múltiples tareas? Me respondió: “luego de asegurarme cuál(es) debo hacer yo y cuál(es) puedo delegar, así como de definir el orden según las prioridades, le voy a ofrendar mi trabajo a mi papá para sentirme orgulloso de que sus enseñanzas fueron para bien, aunque en ese momento no pudiera entenderlo”. Me dijo que se sentía muy bien y como si se hubiera liberado de una prohibición.

Caso 5: Mujer de 34 años. Soltera. Profesional exitosa. En este caso el quiebre era que recientemente, su novio de dos años de relación, había terminado con ella porque sentía que ella le expresaba muy poco su cariño. Esto le hacía sentir que tal vez ella no había nacido para una relación de pareja, ya que en los últimos siete años había tenido otras dos relaciones que habían terminado de manera similar.

Comencé a preguntar sobre su relación con sus padres, o con alguien que haya tenido un gran significado para ella. La relación con los padres fue buena, aunque no acostumbraban mucho las expresiones de cariño. Esto me explicaba parcialmente lo que podía estar ocurriendo, pero debía haber algo más.

Al insistir apareció un gran amigo de la adolescencia, en los años escolares, a quien ella quiso mucho y él a ella. Eran realmente amigos muy especiales, hasta que llegó una joven nueva a su escuela que se las arregló para enamorarlo e hizo que él no le hablara más a ella. Luego la cambiaron de escuela y se olvidó de todo esto, tanto que me costó bastante que lo recordara. Le pregunté: ¿recuerdas si después de lo ocurrido con aquel joven tomaste alguna decisión importante?, y después de unos instantes de silencio me dijo “si, me dije a mi misma que nadie me haría daño si yo no le entregaba mi cariño”.

Era evidente que esta coachee se había impuesto un “no sientas” para evitar volver a ser herida. Posiblemente no la volverían a herir más, pero se estaba perdiendo de dar y recibir cariño. Por tal motivo comencé a hacerle preguntas como ¿de qué te estás perdiendo?, y ¿qué arriesgas cuándo te expones ante otras personas? Esto la fue llevando a reconocer que se estaba perdiendo de tener una relación estable y duradera con la cual compartir momentos felices y también apoyarse en las dificultades.http://goo.gl/WV2jG

Sin embargo fue necesario preguntarle con cuales fortalezas contaba ahora que no tenía cuando era adolescente, lo que le ayudó a darse cuenta que podía plantearse una relación seria de compromiso, de dar y recibir, sin temer a salir herida. Por lo que pude preguntarle ¿qué quieres hacer de ahora en adelante con la próxima relación?, y en una muestra de valentía respondió: “quiero entregar mi amor, luego de asegurarme que es la persona correcta”. Me dijo que se sentía bien y que le parecía que había vuelto a nacer.

Hubo un par de sesiones más, en las cuales trabajó sobre su autoestima y algunas técnicas para mejorar en su capacidad de sanar heridas emocionales (aquí recomiendo al lector revisar el artículo previo sobre este tema en el link: http://goo.gl/rQZ4ws).

Anuncios
Publicado en Coaching, Herramientas | Etiquetado , | Deja un comentario

Compasión

#PíldorasDeCoaching. Primera

Para ti que tienes poco tiempo y deseas plantearte interrogantes muy poderosas te ofrezco esta serie de micros, siendo este el primero.

La Compasión es el elemento fundamental de la parte noble y buena de tu ser.https://goo.gl/6zp5NO

Gracias a la Compasión puedes comprender, aceptar, perdonar y dar apoyo, inclusive el que tú mismo mereces para alcanzar la felicidad.

¿Tienes algún ser muy especial en tu vida? Un hijo, tu padre o tu madre o alguna persona que tenga un gran significado para ti. Es alguien que amas incondicionalmente, sin importar lo que es o lo que hace, como te trata o que tanto corresponde a lo que tú haces por el (o ella). Eso es ser Compasivo.

¿Necesitas encontrar la Compasión que hay dentro de ti? Entonces cierra los ojos y conéctate con tu parte noble y buena. Proyecta desde esa parte tu amor sobre ti mismo o sobre quien necesite de tu compasión. Es como si desde tu corazón salen rayos de luz, que representan todo tu amor. En ese estado de quietud experimenta esa maravillosa sensación de ser compasivo.

¿De qué forma puede apoyarte esta compasión? Puedes mejorar tus relaciones, o sencillamente sentirte mejor contigo mismo.

Gracias por leer mis #PíldorasDeCoaching. Hasta pronto.http://goo.gl/ewxZIh

Publicado en Asesorías, Herramientas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Casos de Coaching II

Siguiendo con los casos de Coaching, los cuales han dejado huellas en mi propia vida, por lo que estoy agradecido de la oportunidad de “haber tocado las vidas de estos seres humanos”, les traeré en esta oportunidad otros dos.

Antes de seguir, recomiendo al lector releer el artículo previo: “Casos de Coaching I” (ir al link: http://goo.gl/CZdVCq).

Caso 2: Mujer de 29 años. Separada y con una hija. El quiebre es rencor hacia sus padres y frecuentes problemas de salud.

Al comenzar a explorar la situación actual de vida de la coachee se detectó su incapacidad de perdonar a sus padres por el abandono físico y afectivo en el caso del padre, y de protección ante el padrastro en el caso de la madre. Todo esto ocurrido en la infancia de la coachee la llevó a buscar un esposo a temprana edad y de forma equivocada, ya que el esposo era un hombre con una relación de dependencia hacia su madre y con conductas violentas hacia ella. Terminó dejando al esposo cuando su bebé tenía escasos meses de haber nacido, y retornó al hogar materno.http://goo.gl/kRuImt

Para poder sanar estas heridas ocasionadas por los padres, hay que llevar al coachee a tomar conciencia de las limitaciones de los padres cuando estaban jóvenes, a sus propias vivencias y el cómo ellos fueron amados y apoyados por sus propios padres. Ayudarles a verlos como seres imperfectos, y a descubrir que a pesar de sus limitaciones hicieron lo que pudieron, dándoles el cariño como ellos aprendieron a darlo. En la mayoría de los casos el coachee aprende a ver a sus padres de forma compasiva y llega a perdonarlos, aceptándolos como son, y disponiéndose a vivir con ellos así como son, pero reconociendo que los aman y necesitan a pesar de sus imperfecciones.

En este caso nos tomó dos sesiones para que la coachee reflexionara sobre como su madre, a pesar de no haber podido darle la protección que ella necesitaba, luego la había apoyado incondicionalmente en la crianza de su pequeño hijo, y lo continuaba haciendo. Este perdón ayudó a la coachee a mejorar las relaciones con su madre, y a tener una mejor salud, ya que dejó de lado los rencores que le estaban afectando en debilitar su sistema inmunológico.

Caso 3: Mujer de 32 años. Casada y sin hijos. En este caso el quiebre era una relación de pareja en la que la coachee se comportaba celosa y absorbente, pero al exigir a su marido no salir con los amigos ella misma se estaba auto limitando de salir con sus amigas porque no encontraba como justificar el hacerlo. Esto la estaba llevando a una relación de pareja centrada en ellos dos, y no les permitía oxigenarse al compartir con otras amistades. Además que no se sabía cuánto más podrían soportar esta situación.http://goo.gl/rJU7C

La coachee se sentía paralizada por sus propias acciones, y esto le estaba creando ansiedad e insatisfacción. No sabía por qué se comportaba de esta forma, aunque entendía que le estaba haciendo daño a la relación de pareja.

Explorando un poco en la relación con sus padres pudimos encontrar que el padre había traicionado a la madre, y ella no quería tener que vivir una situación como esa, en la cual vio sufrir a su madre. Debido a eso decidió “protegerse” colocando límites a su esposo, tan cerrados que no quería que él saliera con sus amigos. Por los momentos el esposo lo había aceptado, pero ella podía hacerse las preguntas: ¿hasta cuándo lo va a tolerar sin cansarse?, y ¿qué va a pasar cuando se canse? Todo esto le producía más ansiedad.

Fue necesario llevar a la coachee a varias reflexiones que le permitieran ver la vida de sus padres como algo diferente a la de ella y su esposo. Identificando similitudes y diferencias para poder comprender que debía haber formas nuevas de llevar esta relación. Debía comprender el riesgo de seguir como iban, o de darse ambos la oportunidad de tener momentos de compartir juntos, momentos de compartir con otras parejas y momentos de salir con amigos de uno o de otra.

También fue necesario que la coachee viera a su padre como un ser humano con virtudes y defectos, para poder perdonarlo, y así comprender además que cada situación es diferente, y que no estaba bien estar siempre esperando que su esposo iba a traicionarla. Si de veras quería compartir su vida con él debía relajarse un poco y confiar. Era sano que se preguntara ¿qué gano y qué pierdo con cada forma de proceder?, y también ¿qué necesitamos para ser felices cada uno?, y finalmente ¿cómo podemos lograrlo y cuando vamos a comenzar a hacer las cosas de manera diferente?http://goo.gl/xDi9t

Luego de esto la coachee acordó hablar con su esposo y comenzar a flexibilizar su relación. Se le recomendó hacer el ejercicio sugerido en el artículo previo titulado “Comunicación para mejorar las relaciones” (ir al link: http://goo.gl/5zl9d5). Con este ejercicio podrán mejorar su comunicación, valorarse mutuamente y establecer compromisos para hacer las cosas de forma diferente.

Publicado en Coaching, Herramientas | Etiquetado , | Deja un comentario

Navidad, una vez más, sólo por esta vez.

Llega cada año de manera desapercibida y sin darnos tiempo para reflexión, ni ajuste de dirección, en función de lo que fue el año que casi termina.

Me hiciste una pregunta y no pude responderte. Es que no sé lo que me pasa, y por qué vivo tan apresuradamente. Es como si no me fuese a alcanzar el tiempo. Pero, ¿alcanzar el tiempo para qué?http://goo.gl/DqJOVm

Son tantas, y tan difusas, las imágenes que se agolpan en mi mente, como queriendo que me detenga. Pero, nuevamente, parece que no me va alcanzar el tiempo. Y es que además en mi corazón hay un vacío, algo que no se sacia de ninguna forma.

Respiro profundamente, traigo a mi mente recuerdos de mi infancia, cuando la Navidad era la época más importante del año. ¿Y cuándo dejo de serlo?

Parece que fue ayer que esperaba con gran ansiedad y mucha alegría en mi corazón la llegada de la Navidad. ¿Y que era tan importante de esta época? Tal vez eran los regalos, pero no porque fuesen de gran valor monetario, sino porque representaban cariño, retribución y sorpresa. Ya de por sí, todo eso mantenía en mí, un corazón expectante. ¿Qué debo hacer para volver a ser ese niño que sin grandes exigencias sólo espera con alegría?

¿En que está representado hoy día el cariño?, o ¿de qué forma busco el cariño? ¿Es que acaso lo busco como retribución a lo que hago? ¿Es el cariño tan sólo un sentimiento que de darlo sin esperar nada a cambio, también lo encuentro en cada persona a mi alrededor? Es así como era cuando niño…http://goo.gl/9oSlzY

¿Acaso ya nada me sorprende? Que hermoso era mi risa alegre cuando descubría el trinar de las aves, o la suavidad de la brisa fresca en mi rostro, o poder contemplar una noche despejada con una luna llena y abundantes estrellas titilando en el firmamento.

¿Qué ha cambiado? Tal vez mis expectativas son tan elevadas que ya no soy capaz de apreciar las cosas sencillas de la vida.

Pero, ¿por qué me preguntaste que me haría tan feliz que se me pase el tiempo sin darme cuenta?

Acabo de comprender con tus preguntas que se trata tan sólo de volver a ser como un niño. Sí, como un niño al que todo lo sorprenda. Ese niño al que se le pasan las horas sin darse cuenta, porque está entretenido con las cosas sencillas de la vida: un buen compartir, una grata lectura, o simplemente observando el entorno. Siendo y no haciendo. Sí, simplemente siendo como niño a pesar de ser adulto.http://goo.gl/2dzh1GY es que justamente lo que deseo es volver a vivir con un corazón expectante y lleno de gozo por cada cosa que descubro. Y desde ahora decido: Navidad, una vez más, sólo por esta vez. Y en cada instante a lo largo del año elijo vivir como niño.

Publicado en Coaching, Espiritualidad | Etiquetado , , | Deja un comentario

Casos de Coaching I

Voy a dedicar algunos artículos para reseñar casos típicos de Coaching, que se me han presentado en diversas sesiones.

Para ello voy a enumerar los más frecuentes síntomas actuales que viven las personas, situaciones de vida en las cuales les está afectando y el origen del quiebre o de la situación actual. Esto servirá como una especie de clasificación para los diferentes casos.

Lo primero es identificar el síntoma actual que está viviendo la persona; y en este sentido los principales son: Rencor, Autoestima, Desmotivación, Salud, Parálisis y Ansiedad.

Luego podemos identificar las situaciones típicas de vida en las cuales están impactando estos síntomas, tales como: Relación de Pareja, Relación con los Padres, Relación con otros familiares importantes, Relaciones Laborales, Relación consigo mismo y Desarrollo Personal. Este último incluye estabilidad económica y carrera profesional, entre otros.

Y por último el origen del quiebre o situación actual, el cual normalmente no lo preguntamos, sino que lo vamos descubriendo a lo largo de la sesión de coaching, e incluye: Relación con papá y/o mamá en la infancia, Relación con alguna otra figura de autoridad de la infancia, Pareja actual o ex pareja, Pérdida de seres queridos y Situaciones laborales, principalmente.

A los casos les iremos dando un número, e identificaremos género y edad de la persona. Lo demás se irá revelando a lo largo del caso; siempre manteniendo en secreto la identidad de las personas.http://goo.gl/8uI3g2

Caso 1: Hombre de 39 años. Casado, con un hijo, y profesionalmente activo. Su quiebre estaba relacionado con la insatisfacción de no lograr surgir profesionalmente, a pesar de que sabía que estaba preparado, incluso más que otras personas. Incluso había personas de su entorno que le decían “tú tienes la preparación como para estar ocupando mejores posiciones en lo laboral”. Todo esto le producía mucha frustración, y no sabía que más podría hacer para salir de este círculo vicioso.

Durante la sesión pude darme cuenta que no se trataba de un problema de autoestima o desmotivación. Ya sabía, por él mismo, que no era un asunto de preparación o conocimientos.

Así que entonces fui explorando como se sentía respecto a sus diversas relaciones, e incluso la relación consigo mismo. La relación consigo mismo es la más importante de todas las relaciones. Con las demás personas compartimos momentos y hasta horas, pero con nosotros mismos estamos las 24 horas de los 365 días del año; así que es importante estar bien consigo mismo.

En la medida que exploraba sobre sus relaciones surgió algo de su pasado. Hacía ya algunos años había fallecido un hijo de una enfermedad grave. El sentía que había hecho mucho, pero que tal vez no lo suficiente para salvar a su hijo. Seguimos hablando y él fue comprendiendo que no estaba en sus manos salvarlo, y que había hecho realmente todo lo que pudo.

Pero aun así continuaba castigándose a sí mismo al limitar su éxito y felicidad actuales. No se perdonaba por tan importante pérdida. Cuando se dio cuenta que de esta forma no sólo se estaba castigando injustamente, sino que además no estaba disfrutando de su otro hijo y de su esposa, fue cuando se produjo una importante toma de conciencia, la cual permitió a mi coachee comenzar a ver su vida de manera diferente. Fue como un “me perdono por haberme castigado por tanto tiempo”, y también por estar perdiendo la oportunidad de ser feliz con la vida que aún tengo. Y esto lo llevó a un “me doy permiso de ser feliz y tengo derecho a cosas mejores que son para mí”.http://goo.gl/BfFRrC

Dentro de sus propósitos o acciones estuvieron el perdonarse a sí mismo y comenzar a permitirse el ser feliz, acercarse a Dios nuevamente, ya que había descuidado su espiritualidad, y comenzar a disfrutar de su hijo, el cual también le necesitaba. En ese mismo instante pude ver un rostro relajado y sereno, como el de quien sabe que tiene una vida que vivir por delante.

Algunas acciones de refuerzo fueron requeridas luego, pero los cambios comenzaron a llegar a la vida de este ser humano.

Publicado en Coaching, Herramientas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Comunicación para mejorar las relaciones

En todos los ámbitos de la vida escuchamos decir “es que tenemos problemas de comunicación”, o “no me escucha”, o no sé cómo decirle las cosas sin que se ponga a la defensiva”.http://goo.gl/rJU7C

¿Qué es lo que realmente ocurre en todos estos casos? Sin lugar a dudas, me atrevería a decir que hay tres fallas fundamentales que inciden en que la comunicación se rompa o en que se genere la sensación de que algo anda mal. Queremos imponer nuestros puntos de vista, no sabemos escuchar sin interrumpir y no sabemos cómo lograr que el otro esté en buena disposición para escucharnos.

La mayor parte de las veces esto ocurre de forma más grave en el ámbito familiar, y es porque con nuestros seres queridos es que más nos duele que no podamos comunicarnos. Porque nos importan y porque queremos vivir en armonía. Pero también suele ocurrir en el entorno laboral con personas importantes para el logro de nuestros objetivos.

En cualquiera de los casos que la comunicación esté fallando recomiendo una metodología de tres pasos que casi sin excepciones tiende a dar muy buenos resultados.

Los tres pasos son: 1. Reconocimiento al otro, 2. Decir lo que me gustaría que mejorase, y 3. Ofrecer mi aporte para lograr la mejora esperada. Vamos a comenzar por describir cómo funciona cada paso, no sin antes mencionar que debemos explicar al otro que lo que vamos a hacer requiere su atención durante algunos minutos para que podamos cumplir los tres pasos sin ser interrumpidos. Además debemos escoger un momento y lugar apropiados. El momento debe ser cuando sepamos que el otro puede estar más receptivo, y el lugar debe ser un sitio neutral y tranquilo, donde no vayan a haber interrupciones.

  1. Reconocimiento al otro. Este paso consiste en decir al otro las cosas que apreciamos de él (o ella). Lo que consideramos especial y hasta único, y que le aporta valor a la relación de ambos. Debe ser dicho de manera sencilla y sincera, sin excesos, pero también sin mezquindades. Al concluir este punto el otro estará más receptivo y agradecido del reconocimiento que le hemos hecho. Si había algún grado de resistencia con toda seguridad se habrá disipado y la otra persona estará dispuesto a seguir escuchándonos.
  2. Decir lo que me gustaría que mejorase. En esta etapa voy a expresar sin hacer críticas lo que desearía que mejorara de la relación con el otro. Es en este momento que diré cosas como: “me gustaría que pudiéramos hablar con más frecuencia de las cosas importantes para los dos”, “quisiera que nuestras reuniones se llevaran a cabo sin interrupciones de terceros”, “sería muy bueno que pudiéramos establecer las prioridades de lo que hay que hacer y quien es responsable de cada cosa”, y así todo lo que sea de importancia, de forma clara y tal y como visualizamos que debería ser. Y por último.
  3. Ofrecer mi aporte para lograr la mejora esperada. Debo expresar al otro todo lo que estoy dispuesto a hacer para que podamos lograr aquello que deseo que mejore. Debo decir lo que puedo aportar para el logro de dichas mejoras, sin ofrecer cosas que no vaya a cumplir. Por ejemplo pudiera decir: “te prometo que voy a reservar tiempo para nuestras conversaciones”, “me comprometo a desconectar el teléfono celular cada vez que vayamos a hablar”, “sé que algunas veces no te escucho, por lo que voy a prestar atención mientras hablas”.

Al completar mis tres pasos puedo invitar a la otra persona a hacer lo mismo, aunque es muy probable que no sea necesario que lo haga pues el otro tal vez tome la iniciativa y lo haga sin necesidad de invitarlo a hacerlo.http://goo.gl/nVt7L

He recomendado estos tres pasos a muchas personas que han solicitado mi apoyo con sesiones de coaching, y la retroalimentación que he tenido ha sido siempre positiva. Así que te invito a ponerlo en práctica. Es recomendable que ensayes solo antes de reunirte con la otra persona. Te auguro éxito.

Publicado en Coaching, Gerencia, Herramientas | Etiquetado , , | 1 Comentario

Meditación, salud y creatividad

Al hablar de meditar podemos imaginar un estado contemplativo y de profunda reflexión. Pero realmente nos estamos refiriendo a un estado muy calmado, con nuestro cerebro funcionando en frecuencia alfa y completamente abiertos a visualizar todo o que pudiera ayudarnos a superar estados de estancamiento.

La meditación es el acto de modificar voluntariamente nuestro estado de conciencia para desocupar nuestra mente de pensamientos y así experimentar calma y tranquilidad. Al aplacar las imágenes y palabras que llegan continuamente a nuestra mente, logramos vivir plenamente el momento presente y conectarnos con la fuente interior de nuestro ser.

Es altamente beneficioso practicar la meditación con frecuencia y regularidad. Nos ayuda a mejorar nuestra salud y a equilibrar nuestros estados emocionales, así como también a visualizar situaciones que deseamos lograr y también a reprogramarnos.

Para alcanzar una buena meditación es necesario relajarnos previamente. Lo más importante para relajarnos es tomar control de nuestra respiración.

No obstante se deben tomar otras cosas en cuenta, tales como soltar tensiones corporales acumuladas, disponer de un lugar y hora apropiados, en el cual nadie nos interrumpa, usar ropa que no nos apriete y estar preferiblemente sentados en una silla cómoda. Cuando nos acostamos corremos el riesgo de quedarnos dormidos, lo que también es posible que ocurra si meditamos de noche o cansados. Las tensiones corporales se pueden liberar con algunos ejercicios de estiramiento de los más comunes.

Cuando ya tenemos todas las condiciones óptimas para comenzar a meditar (lugar, hora, ropa apropiada, etc.) es el momento de sentarnos cómodamente sin cruzar piernas o brazos y comenzar a respirar lentamente.http://goo.gl/D3Qssv

Los ejercicios de respiración que recomiendo, los he venido practicando desde hace muchos años, y es un ciclo de cuatro pasos que debemos repetir tantas veces como sea necesario para sentir que nuestra mente se ha aquietado (significa que el cerebro debe estar funcionando en la frecuencia alfa, de sueño o relajado despierto). A continuación los cuatro pasos:

  1. Inhalar lentamente hasta llenar los pulmones.
  2. Contener el aire en los pulmones algunos segundos.
  3. Expulsar lentamente el aire hasta vaciar los pulmones.
  4. Aguantar sin respirar algunos segundos.

Como ya se dijo previamente, hay que repetir este ciclo tantas veces como sea necesario para sentirnos relajados, con la mente tranquila y sin el cúmulo de pensamientos que usualmente llegan.http://goo.gl/5ZKKG3

Al alcanzar este estado es bueno contar mentalmente en forma regresiva del 10 al 1, diciéndonos mentalmente antes de comenzar el conteo: “voy a estar tranquilo y relajado, todas las preocupaciones salen de mí con cada expiración que realizo”. Además me recuerdo a mí mismo que todos los asuntos pendientes pueden esperar y los atenderé al concluir mi meditación.

Logrado este estado de calma, sigo consciente de mi respiración y es el momento de comenzar a visualizar situaciones placenteras vividas o imaginadas. También podemos visualizar algo que deseo lograr, como si ya se hubiese alcanzado y experimentar la satisfacción de ese logro.

Es importante mencionar que, de acuerdo con la Programación Neurolingüística o PNL, que a cada persona se le hace más fácil “visualizar” conectándose a través de su canal de PNL preferente. Quienes son visuales podrán ver imágenes, inclusive a color. Pero para los auditivos esta “visualización” debe ir acompañada de sonidos y palabras de alguna conversación, y para los kinestésicos tal vez requieran apoyarse en sensaciones de tipo corporal (en la piel, olfato o gusto).

El tiempo que se dedica a cada meditación debería ir entre unos 10 minutos como mínimo hasta media hora, e inclusive una hora.

Al concluir habrá una sensación de tranquilidad y equilibrio emocional, acompañada de otras sensaciones de bienestar muy diversas, dependiendo de lo logrado por cada persona.

En el Coaching, la meditación es una importante herramienta para acompañar al cliente o coachee cuando necesita realizar reprogramaciones, para ayudarlo a visualizar sus metas, para ayudarlo a activar su creatividad, y en general para la mejora de su salud física, mental y emocional.http://goo.gl/u9ckt

Publicado en Coaching, Herramientas | Etiquetado , , , | Deja un comentario