Casos de Coaching IV

Continuando con los CASOS DE COACHING, les traigo en esta oportunidad otro interesante caso.

Una vez más, quiero recomendar al lector releer el artículo: “Casos de Coaching I” en el cual encontrará algunas ideas centrales (ir al link: http://goo.gl/CZdVCq).

Caso 6: Mujer de 39 años. Casada, con dos hijos. Habiendo tenido una infancia de mucha pobreza había logrado estudiar dos carreras, pero seguía experimentando la pobreza en su vida. Su quiebre estaba relacionado con el poder superar algunas creencias que le limitaban para alcanzar prosperidad.

Luego de algunas preguntas para conocer su situación actual y escucharle las posibles creencias limitativas, pude escuchar un poco sobre su infancia con tantas dificultades en lo económico y la relación con su mamá. Esta había quedado viuda cuando la niña tenía tan sólo dos años y no le resultó fácil criar tres hijos sin tener una profesión. Constantemente les decía a sus hijos de sus esfuerzos y lo duro que le resultaba obtener el dinero para educarlos. De los tres hermanos solamente mi coachee mostraba aptitud hacia los estudios, lo que ponía sobre ella mayor presión por las expectativas de la madre.http://goo.gl/kRuImt

A lo largo de la infancia ella soñaba, como tantos niños, con algunos oficios que la madre veía con malos ojos y le negaba toda posibilidad de emprenderlos. Esta infancia con tantas limitaciones, mensajes negativos y múltiples prohibiciones respecto a lo que la niña quería hacer fueron generando una mujer que creía poco en sí misma, aunque sabía que tenía mucho potencial. Al morir la madre comenzó a rehacer su vida, pero cargada de resentimiento hacia la vida, y en especial hacia la madre.

En vista de lo anterior sugerí trabajar el perdón hacia la madre, para lo cual llevamos a cabo un proceso que le permitiera, a mi coachee, comprender a su madre, las propias limitaciones que tenía debido a su crianza y a que realmente había hecho lo mejor que pudo en la crianza de tres niños sin un esposo y una profesión. Visto que la coachee pudo ver todo este cuadro desde el amor en su corazón y el agradecimiento hacia su madre, ya estaba lista para hacer un proceso de perdón.

Este proceso lo llevamos a cabo con la “técnica de la silla vacía”, en la cual sentamos a la madre antes de dejar este plano físico. La coachee pudo expresarle, por una parte como le había afectado la crianza, pero por otra como entendía el gran amor y los muchos esfuerzos que había tenido que hacer para salir adelante con ella y sus hermanos. Le expresó cuanto la amaba, que comprendía cuan dura había sido su vida, que la liberaba para que pudiera irse en paz y que recibía su bendición, sabiendo que lo que quería en este momento para ella era que pudiera ser feliz con su esposo y sus niños.http://goo.gl/EEczLG

Después de haber llorado y expresado todo lo que llevaba por dentro quedó en un estado de paz interna que podía apreciarse en un rostro más relajado e iluminado. Me dijo que se sentía como nueva, como si hubiera vuelto a nacer, que tenía nuevos propósitos para su vida, y que estaba dispuesta a romper el círculo vicioso en el cual había estado atrapada por la crianza recibida, a su vez la que su madre y posiblemente la madre de su madre habían recibido.

Quedamos en volver a vernos en un plazo corto para revisar las acciones que estaría tomando, relativas a su prosperidad, a la crianza de sus hijos y su relación de pareja. Posiblemente habría que trabajar en alguna de estas áreas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, Herramientas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s