Importancia del Lenguaje Corporal en el Coaching 1 de 2

En términos de Coaching, cuando hablamos de Lenguaje Corporal nos referimos a las señales que emite el cuerpo del coachee, las cuales informan sobre su emocionalidad. Es posible que el propio coachee no esté consciente de esa emocionalidad que está reflejando.

Para comenzar la sesión de coaching, ¿cómo puedo hacer la conexión con mi coachee?, o dicho de otra forma: ¿cómo crear un clima de confianza, que lo ayude a abrirse? Hay tres cosas importantes que debe cuidar el coach en todo momento, pero en especial al inicio de la sesión: 1. Hacer contacto visual, con lo que le estoy diciendo “tú eres importante”, 2. Respirar para relajarme, y 3. Tener una postura correcta, posición recta del cuerpo y pies en el piso que me ayudan a estar presente. Aquí estamos hablando de la utilización de la corporalidad desde el punto de vista del coach para ayudar al coachee.

Al hablar de la corporalidad del coachee nos referimos a: 1. expresiones faciales, 2. postura corporal y 3. respiración. Tomando en cuenta las señales que el coachee emite a través de estos aspectos de su corporalidad puedo ayudarlo a “darse cuenta” de las emociones que está experimentando, e induciéndolo o invitándolo a cambiar el patrón de respiración o la postura de su cuerpo, por ejemplo, puedo ayudarlo a que cambie su emoción, y así esté mejor preparado para responder mis preguntas durante el resto de la sesión.http://goo.gl/zGwyV6

Por otra parte al ir guiando a mi coachee debo recordar que sus sensaciones están grabadas en su cuerpo, de manera atemporal. No importa cuando las experimentó. Por ello cuando lo estoy llevando a conectarse con sus sensaciones y emociones, a fin de proyectarse hacia adelante, en el tiempo, con base a dichas sensaciones tengo que decirle ¿cómo te sentirías si lo que quieres lograr fuese tan exitoso como cuando lograste…? en vez de decirle “imagínate cómo te sientes porque ya has logrado tu objetivo”. En esta última estoy pidiendo que haga un trabajo intelectual, mientras de la primera forma lo estoy ayudando a revivir sensaciones y asociarlas al logro de un nuevo objetivo.

Para lograr que aparezca la emoción lo induzco a relatarme lo que le está ocurriendo y le pregunto ¿cómo lo está afectando? Si el coachee no revive la emoción que le está afectando durante la sesión de coaching, entonces no va a poder procesar su situación y al final de la sesión sólo va a lograr un plan de acciones que es el resultado de un trabajo intelectual.

Cuando pregunto al coachee ¿cómo te sientes? O ¿que sientes frente a esta situación, y obtengo respuestas como, “me siento curioso”, “me parece interesante”, “me llama la atención”, “creo que…”, son todas respuestas desde un plano cognitivo. Reflejan que el coachee no se ha conectado con sus emociones. Para ayudarlo a sanar el impacto de viejas emociones debo: 1. lograr que haga contacto con lo que le pasó, y lo experimente emocionalmente de nuevo, 2. identificar como le afecta todavía y 3. perdonar o perdonarse”. Para ello puedo usar preguntas como: ¿cómo te afectó o sigue afectando lo ocurrido?, ¿de qué manera sigues dándole fuerza para que te afecte hoy en día?, ¿pudiste haber hecho algo diferente en ese momento?, ¿Qué estás esperando para soltar eso?

Finalmente para concluir con esta entrega, hablaremos sobre la “estructura de coherencia”. En todo momento de la sesión de coaching debe haber congruencia entre lo que expresa el coachee, su postura corporal y las emociones de las cuales me está hablando. Daré un par de ejemplos que ilustren lo que quiero decir.http://goo.gl/igPfpj

Una persona relatando un hecho que lo perjudicó seriamente, y por el que dice tener rabia, no puede mostrar una expresión relajada en su rostro y cuerpo, ya que lo que está indicando es que no ha revivido lo ocurrido; en cuyo caso debemos pedirle que relate más detalles y preguntarle ¿cómo se sintió? o ¿cómo lo está afectando? Otro ejemplo sería el de alguien que está expresando que se encuentra muy triste por la pérdida de un ser querido y el tono de su voz no cambia, no observamos ojos con lágrimas o un cuerpo ligeramente encorvado. Tal vez aún no ha asimilado lo ocurrido.

En la próxima entrega de este tema continuaremos con más información sobre las señales corporales y hablando un poco más sobre las diferentes emociones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, Herramientas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s