Navidad, una vez más, sólo por esta vez.

Llega cada año de manera desapercibida y sin darnos tiempo para reflexión, ni ajuste de dirección, en función de lo que fue el año que casi termina.

Me hiciste una pregunta y no pude responderte. Es que no sé lo que me pasa, y por qué vivo tan apresuradamente. Es como si no me fuese a alcanzar el tiempo. Pero, ¿alcanzar el tiempo para qué?http://goo.gl/DqJOVm

Son tantas, y tan difusas, las imágenes que se agolpan en mi mente, como queriendo que me detenga. Pero, nuevamente, parece que no me va alcanzar el tiempo. Y es que además en mi corazón hay un vacío, algo que no se sacia de ninguna forma.

Respiro profundamente, traigo a mi mente recuerdos de mi infancia, cuando la Navidad era la época más importante del año. ¿Y cuándo dejo de serlo?

Parece que fue ayer que esperaba con gran ansiedad y mucha alegría en mi corazón la llegada de la Navidad. ¿Y que era tan importante de esta época? Tal vez eran los regalos, pero no porque fuesen de gran valor monetario, sino porque representaban cariño, retribución y sorpresa. Ya de por sí, todo eso mantenía en mí, un corazón expectante. ¿Qué debo hacer para volver a ser ese niño que sin grandes exigencias sólo espera con alegría?

¿En que está representado hoy día el cariño?, o ¿de qué forma busco el cariño? ¿Es que acaso lo busco como retribución a lo que hago? ¿Es el cariño tan sólo un sentimiento que de darlo sin esperar nada a cambio, también lo encuentro en cada persona a mi alrededor? Es así como era cuando niño…http://goo.gl/9oSlzY

¿Acaso ya nada me sorprende? Que hermoso era mi risa alegre cuando descubría el trinar de las aves, o la suavidad de la brisa fresca en mi rostro, o poder contemplar una noche despejada con una luna llena y abundantes estrellas titilando en el firmamento.

¿Qué ha cambiado? Tal vez mis expectativas son tan elevadas que ya no soy capaz de apreciar las cosas sencillas de la vida.

Pero, ¿por qué me preguntaste que me haría tan feliz que se me pase el tiempo sin darme cuenta?

Acabo de comprender con tus preguntas que se trata tan sólo de volver a ser como un niño. Sí, como un niño al que todo lo sorprenda. Ese niño al que se le pasan las horas sin darse cuenta, porque está entretenido con las cosas sencillas de la vida: un buen compartir, una grata lectura, o simplemente observando el entorno. Siendo y no haciendo. Sí, simplemente siendo como niño a pesar de ser adulto.http://goo.gl/2dzh1GY es que justamente lo que deseo es volver a vivir con un corazón expectante y lleno de gozo por cada cosa que descubro. Y desde ahora decido: Navidad, una vez más, sólo por esta vez. Y en cada instante a lo largo del año elijo vivir como niño.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, Espiritualidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s