Resistencia a cambiar y coaching, ¿cómo ayudar?

Para quienes saben de coaching seguramente el título de este artículo les hará ruido. Lo digo porque dentro de los principios del coaching uno de los más importantes es que el cliente o coachee debe tener disposición al cambio.

No obstante a nivel del coaching de vida o life coaching, cuando una persona llega a un coach es porque ya ha reconocido que hay algo en su vida que necesita mejorar y que con la ayuda del coach lo puede lograr, por tanto ya viene con total disposición al cambio.

No obstante lo anterior, puede haber una etapa previa a la decisión de acudir al coach en la cual la persona encontrará muchas justificaciones para diferir su encuentro con el coach. Evidentemente se trata de algún grado de miedo a enfrentar situaciones que pueden ser dolorosas o más difíciles que continuar de la misma forma como se encuentra. No importa cuán mal lo esté pasando la persona, seguramente se habrá acostumbrado a esa forma de vida y, muchas veces, resulta más fácil seguir así que enfrentarse a posibles cambios.http://goo.gl/r1FSw

De hecho el miedo, en este caso al cambio o a enfrentar nuevas formas de vivir, es un mecanismo de defensa inconsciente. Este miedo es a tener que lidiar con situaciones futuras, completamente desconocidas y de las cuales no estamos seguros de contar con los recursos necesarios para manejarlas.

¿De qué forma podemos ayudar a una persona que se encuentra en esta encrucijada? Permítame decirle que cuando una persona cercana está pasando por este tipo de situaciones sufrimos con su dolor. Tal vez necesita su tiempo para reconocer lo que está pasando, pero hay preguntas sencillas que podemos formularle, aunque no tengamos la formación que aportan los estudios de Coaching. Estas preguntas, aunadas a un gran sentido de compasión por este ser querido, nos permitirán ayudarle a dar el paso que le falta dar para acudir a la ayuda especializada de un coach.

http://goo.gl/Hbp1GDentro de una conversación que podemos iniciar expresando nuestra preocupación por su salud o por su estado de ansiedad o tristeza, podemos continuar preguntándole: ¿cómo te está afectando esta situación?, lo que le ayudará a darse cuenta que le está haciendo daño, y que tal vez debería pensar en hacer algo. Dependiendo de cómo reaccione podemos hacerle alguna otra pregunta como: ¿Qué podría pasarte si dejas todo como está y no tomas ninguna acción?, o ¿Qué podrías hacer si no hubiese nada que te lo impida? Estas dos preguntas lo convierten en un observador que está viendo el problema a distancia y le permiten plantear algunas soluciones.

Es posible que con las preguntas previas la persona encuentre lo que debe hacer, pero lo que sí es seguro es que se dará cuenta de que necesita ayuda, y este es el primer y más importante paso para mejorar: esto es la disposición a cambiar que se requiere para dar paso a la ayuda especializada del coach.http://goo.gl/6Z0PA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, Herramientas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s