¿Dudas que el Coaching sea efectivo para las Organizaciones?

Es fácil descalificar y generar desconfianza y dudas en los demás. Basta con decir algo malo que te pasó, o tal vez algo que escuchaste que le ocurrió a otro, e inclusive hasta imaginarte algo que en realidad no ha pasado, pero que piensas que podría ocurrir.

Los profetas del desastre abundan. Cuando Colón quiso encontrar un recorrido más corto para navegar la ruta comercial hacia Las Indias, lo que más se encontró fue con negativas. Y las excusas sobran: “es que no hay dinero para eso en este momento”, “siempre hemos hecho las cosas de esta forma, así que no veo la necesidad de cambiar”, “tenemos otras prioridades”, y así muchas más.

Las personas somos muy susceptibles de ser influenciados por comentarios negativos. Y es obvio que así sea, porque ¿quién quiere que sus cosas le salgan mal? Y si escuchamos que hacer las cosas de determinada forma lleva a un fracaso seguro, inmediatamente lo descartamos, o como mínimo lo ponemos en duda, y lo más seguro es que no lleguemos a poner en práctica ese método “diferente” al usual.

Estoy convencido del poder transformador del Coaching para lograr que personas, y por lo tanto Organizaciones, encuentren formas más productivas y sencillas de lograr las metas que son importantes. No obstante, ya me he encontrado con algunos obstáculos para que se saque provecho del mismo, inclusive con personas luego de haber experimentado personalmente sus bondades. Gerentes que han recibido beneficios del Coaching desisten de aplicarlo en mayor extensión o, peor aún, de recomendarlo a otros.Business Discussion

¿Qué es lo que realmente ocurre? ¿Por qué tanta resistencia a hacer las cosas de formas novedosas? ¿A que le tememos tanto, en realidad? Pues en mi humilde opinión, me atrevo a decir que el miedo hace su jugada magistral. Se hace cargo de la situación y nos lleva por “lo aparentemente más seguro”. Está claro que los grandes visionarios no abundan. No hay muchos Cristóbal Colón, Tomás Alba Edison, Steve Jobs o Mark Zuckerberg. Todos tienen en común una visión de lo que desean y son persistentes.

La mayoría de las personas sólo quieren hacer las cosas con el menor esfuerzo. Y el menor esfuerzo es el que nos lleva por el camino conocido, porque los demás caminos podrían tener obstáculos inesperados, y habrá que aprender cosas nuevas para solventarlos.

Volviendo a las bondades del Coaching, hablaré por lo que he visto, aunque me siga encontrando con incrédulos, o escuchando que le resten importancia a su capacidad para permitir a los individuos tomar las riendas de su vida, y sacar todo el potencial que saben que tienen pero que no se atreven a desplegar. Y, ¿saben por qué? Es simple, y parece paradójico, pero le tenemos más miedo al éxito que al mismo fracaso. El éxito implica una nueva vida, con nuevas cosas a las que tendremos que acostumbrarnos, y tememos que sea más complejo de lo que nos gustaría, así que descartamos el éxito y preferimos seguir como siempre hemos estado. Simplemente no emprendemos cosas nuevas. Y es precisamente esto lo que nos asusta del Coaching, e inconscientemente nos decimos: “me va a cambiar la vida, y yo no estoy tan mal, así que prefiero seguir así”.http://goo.gl/Hbp1G

Y si esto ocurre con las personas, quienes pueden tomar decisiones con relativa facilidad y sin tener que hacer muchas consultas; imaginen ustedes lo que ocurre en las organizaciones, en las cuales hay políticas, normas y niveles jerárquicos, que tienen como objeto preservar el “status quo”, es decir simplificar las cosas y que todos tengan claridad de cómo se deben hacer las mismas. Justamente esto es todo lo contrario a buscar formas de mejorar de manera importante.

Hace algunos años se hablaba de estos cambios lentos y progresivos como “mejora continua”, mientras que a lo que generaba grandes cambios se le llamaba “reingeniería”. No estoy diciendo que el Coaching sea una reingeniería organizacional, pero si tal vez una reingeniería personal, que puede producir mejoras sustanciales en la organización.

En conclusión hacen falta más líderes visionarios que le ofrezcan a sus organizaciones transformaciones que las coloquen en la lista de las mejores empresas, con un capital humano comprometido y satisfecho de pertenecer a ellas. Invito a Gerentes y Directores a tomar las riendas y demostrarse a sí mismos los grandes líderes que son.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, Gerencia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Dudas que el Coaching sea efectivo para las Organizaciones?

  1. Lamiz dijo:

    Hola, Torcuato, excelente gracias por este aporte.
    Muchas dudas se crean en una organización por falta o carencia de Coaching de sus lideres. Hoy en día es cuando más se hace necesario despertar el talento de cada colaborador, elevando sus capacidades potenciales en la actitudes y aptitudes en la formación de equipos de altos desempeño o rendimiento para el logro de resultados en la organización,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s