¿Qué ocurre en una sesión de coaching?

Toda vez que nos toca participar en alguna actividad cuyo desenlace desconocemos vamos con una fuerte tensión y cargados de muchas expectativas.

Lo anterior es válido para muchas actividades: participar en un evento grupal de tipo social con personas desconocidas, asistir a una entrevista de trabajo o ir al médico para un chequeo general, entre otras tantas.http://goo.gl/f198t

A una sesión de coaching seguramente llegas por algún tipo de referencia de algún amigo o de una publicación especializada, o porque en tu organización han contratado a un coach, ya sea para coaching de equipos o coaching personal, de vida u organizacional. Esto quiere decir que el coach no es un completo extraño, pero tampoco es alguien en quien tengas confianza.

Al iniciar la sesión, seguramente el coach se ocupará de romper el hielo y crear un clima seguro y de confianza. Esto ayuda a que el coachee se relaje un poco y comience a hablar con menos tensión. Poco a poco y sin darse cuenta, el coachee se encuentra hablando de sí mismo con naturalidad.

http://goo.gl/Hbp1GAl cabo de cierto tiempo el coachee se encuentra respondiendo preguntas como ¿de qué forma te afecta esto que me has contado?, ¿qué haces para lograr tus metas cuando se te presenta ese tipo de dificultades que me has referido?, ¿quiénes son los que te apoyan?, ¿qué es lo peor que podría pasar si te atreves a hacer las cosas de una manera diferente?, ¿en qué otras ocasiones a lo largo de tu vida te ocurrió algo similar? Y así muchas otras que van surgiendo en la conversación.

La sesión de coaching es en realidad una conversación que se va tornando muy fluida, y como si el coach fuera nuestro mejor amigo de toda la vida. El clima de confianza va creciendo y el coachee llega a abrirse de una forma que él mismo no se hubiera imaginado nunca.

Hay momentos en los que pueden surgir emociones muy intensas, y aunque el coach no se involucra tampoco se hace a un lado. Seguirá allí contigo, como el mejor de los amigos: escuchando y puede seguir preguntando o tal vez te de un espacio de tiempo para que puedas dejar fluir tus sentimientos.

Es posible que estés hablando de algo que te ocurre y no sabes que hacer. Entonces quizás tu coach te ayude a desplazarte y descubrir lo que te haría sentir mejor. Para ello tal vez te formule preguntas como: ¿lo que haces te hace bien a ti?, ¿eres feliz de esa manera?, ¿con lo que haces podrías estarle haciendo daño a otras personas de tu entorno?, ¿qué eliges hacer de ahora en adelante?

El coach buscará en todo momento que el coachee sea su propio observador, que pueda verse a sí mismo como si lograse tomar distancia de la situación que está viviendo. Preguntas como ¿qué observas en esta situación?, ¿de qué forma puedes darte cuenta de lo que sientes en el momento que enfrentas a esa persona?, ¿qué has notado en lo que me contaste que no habías notado anteriormente? Y muchas otras que ayudan al coachee a lograr un nuevo estado de consciencia.http://goo.gl/txy6p

En definitiva lo que ocurre en una sesión de coaching, en algunos casos se podría catalogar de un auténtico milagro. Sí, porque un milagro es algo que no pensamos que pudiese ocurrir alguna vez. Todo el lenguaje corporal del coachee es reflejo de este milagro: su cuerpo se relaja, su mirada se ilumina y los que le conocen pueden decir que parece una nueva persona. Esto es lo que ocurre en una sesión de coaching. Te invito a tener una experiencia de coaching, y a vivir lo que acá te he descrito.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s