Servir de espejo al otro, importante recurso del coaching

http://goo.gl/hW4IXNunca he escrito sobre mi vida para compartir con otras personas. Si he compartido  muchas veces, pero en el marco de una conversación, con amigos o familiares. Tal vez hasta ahora he creído que es como una falta de humildad escribir de mí mismo, y posiblemente es una creencia limitadora que me ha impedido compartir algunas experiencias que podrían ser de utilidad a otros seres humanos.

No es que piense que tengo una vida fuera de serie, ya que seguramente es de lo más normal. Pero es muy probable que al compartir algunas de mis alegrías o de mis tristezas, de cómo me han dejado huellas y lo que he tenido que hacer para salir adelante en momentos difíciles, me encuentre ayudando a otro a sentirse más cómodo consigo mismo, o simplemente a identificar, en el espejo que le estoy mostrando, a otro ser humano similar a él.

http://goo.gl/JkGrG¿Qué ha sido lo más difícil a lo largo de mi vida? Me atrevería a responder que el comprender que Dios sólo da 3 respuestas a mis oraciones: 1. Sí, 2. Todavía no, 3. Tengo preparado algo mejor para ti. Esto no es otra cosa que el reflejo del gran amor que Dios tiene por cada uno de sus hijos. Es necesario que sea el momento apropiado, pero siempre es porque quiere lo mejor para mí. Si creemos esto con total convicción podremos manejar mejor nuestra natural impaciencia.

¿En qué momento me encontré más perdido? Creo que esto ocurrió cuando tenía unos cuarenta años. No sé si haya sido la crisis de la edad media o tal vez que en algún momento a lo largo del camino me desvié de las maravillas que Dios me había preparado, y fue así como sentí que era una víctima de la vida. Creía que no tenía ningún control sobre lo que me venía ocurriendo hasta que en medio de un programa de desarrollo personal descubrí que todo lo que me pasaba era una consecuencia de las decisiones que había tomado previamente, e inclusive de las que no me había atrevido a tomar. Me sentí libre en ese momento y me di cuenta que el único que podía dar un nuevo rumbo a mi vida era yo mismo; comenzando a tomar decisiones diferentes y sin miedo a equivocarme. Fue como una revelación. Y no fue sino hasta hace pocos años que me enteré que este es un programa basado en los principios del coaching, el cual me llevó a descubrir mi verdad interior.

¿Qué hago hoy en día cuando veo que estoy perdiendo el rumbo? Pues simplemente me doy cuenta que me he desconectado un poco de mi espiritualidad, o que he perdido ese equilibrio que debe existir entre mi cuerpo, mi mente, mis emociones y mi espíritu. Hay dentro de mí un líder que algunas veces por comodidad le suelta las riendas a mi niño, con lo que éste se desorienta y hace lo que todo niño haría: buscar sólo lo que le llena de placer; lo cual no es completamente malo si hay quien mantenga un sano equilibrio (mi líder). En otros casos, al perder el rumbo puede que llegue a experimentar un cierto grado de descuido a mis necesidades de espíritu, tales como una buena lectura, un descanso con una buena música, el contacto con la naturaleza, o tal vez orar o meditar. 

¿Qué es lo mejor que me ha traído el coaching? Sin lugar a dudas, lo mejor que me ha dado el coaching es la comprensión de mi capacidad de ayudar a otros seres humanos y la gran satisfacción cuando lo hago. Me siento bendecido cada vez que tengo la posibilidad de ayudar a otras personas porque es como si Dios me está permitiendo tocar sus almas. Siento que sólo soy un humilde instrumento Suyo. Cuando ayudo a otras personas me ayudo a mí mismo de manera indirecta, pues puedo comprender que mis dificultades son pequeñas, y he sido yo quien las ha magnificado.

El coach debe ser como un espejo de alta calidad y muy limpio, en el cual sus coachees puedan verse reflejados, y así logren identificar sus fortalezas y sus oportunidades de mejora, y también puedan descubrir que es lo mejor para ellos mismos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s