Emociones a mi favor

¿Son buenas o malas las emociones? Ni buenas ni malas, existen para mantenernos conectados con las demás personas, y para permitirnos reforzar conductas a lo largo del tiempo.

Algunas veces sentimos que hemos sobre-reaccionado a una determinada situación vivida. Y en otras ocasiones podemos quedarnos cortos, tal vez ni siquiera respondamos o lo hagamos como si no nos importara lo ocurrido. Ni lo uno ni lo otro nos hace sentir bien ¿Qué nos está pasando?

En cualquiera de los casos podríamos decir que estamos desconectados emocionalmente. Posiblemente estamos viviendo en un lugar emocionalmente separado de la realidad actual, o estamos respondiendo como si hoy fuera ayer. Si tomamos conciencia de esto entenderemos que no podemos estar ni en el lugar desconectado, ni en el lugar reactivo sumamente emocional, porque ellos ocurrieron a un tiempo anterior a la realidad y no estamos respondiendo como una unidad.

Lo que ocurre cuando ya somos adultos es que como a lo largo de nuestras vidas hemos tenido algún tipo de tropiezo en el camino, o nos ha tocado enfrentar alguna situación desagradable que nos ha dejado huellas, entonces tendemos a repetir la historia aunque los personajes y el momento sean completamente diferentes. Nuestro cerebro no logra distinguir las diferencias.

En el cerebro existe toda una red de neuronas que mantiene interconectados ideas, pensamientos y sentimientos. Todos tienen una posible relación entre sí. Por ejemplo, el concepto y el sentimiento del amor, está almacenado en esta amplia red neuronal. Pero puede estar construido a partir de muchas otras ideas diferentes. Para algunos el amor está conectado con la desilusión. Cuando piensan en el amor, experimentan el recuerdo del dolor, la pena, el enojo e incluso la ira. La ira puede vincularse a una herida emocional, que puede vincularse a una persona, que luego se conecta de regreso con el amor. Y de esta forma, ancladas a un pasado estas personas no podrán ser felices completamente.

¿Qué podemos hacer entonces? ¿Estamos determinados a la infelicidad? Por supuesto que no.

La ciencia ha logrado determinar que el control de nuestras emociones lo tienen las neuronas que han creado una relación a largo plazo como resultado del refuerzo emocional que generamos si nos disgustamos diariamente, si nos frustramos frecuentemente, si sufrimos constantemente, si damos motivo para la victimización en nuestras vidas, o por el contrario si miramos la vida con alegría y la disfrutamos tanto como sea posible.

Dependiendo de la conducta que adoptemos en nuestro diario vivir, entonces estaremos creando la red neuronal que trabajará a nuestro favor o en contra nuestra. Pero suena sencillo decirlo, la pregunta es ¿cómo salgo de mi círculo vicioso? o ¿cómo puedo crear un círculo virtuoso?

Encontraremos la respuesta a estas preguntas si recordamos la secuencia que nos conduce a nuestras reacciones emocionales:

Quiere decir que la clave radica en nuestros pensamientos. Las emociones están a mitad de camino, y las reacciones es lo que queremos controlar. Por tanto, para construir una nueva red neuronal que establezca una relación a largo plazo que me resulte beneficiosa, y me produzca la mayor felicidad posible deberé estar atento de alimentar mi mente con pensamientos de salud, de prosperidad, de amor, de éxito, de alegrías.

Hablaremos en otro artículo de las reprogramaciones y de su importancia, además del rol que puede tener un coach para ayudarnos a hacer los cambios necesarios en nuestra manera de pensar, que nos permita alcanzar la mayor felicidad posible.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asesorías, Herramientas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Emociones a mi favor

  1. ¡Muy bueno! Explicado de una forma sencilla y clara, ayuda a enfocar en la clave: primero cambiar los pensamientos, para poder tener sensaciones/emociones que puedan transformar nuestra forma de reaccionar a lo que nos pasa, para que podamos responder desde lo que elegimos en vez de ser víctimas de emociones a nuestra contra. Hay una frase que me encanta que dice “si no eliges lo que quieres hacer en la vida, el miedo elegirá por ti”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s