La peor pobreza viene de adentro

Frecuentemente se nos presentan muchas cifras sobre pobreza, tanto en Venezuela como en el resto del mundo.

Lo que realmente limita a todo ser humano de alcanzar una vida digna y feliz es la pobreza de espíritu. Es poco probable que se alcancen riquezas materiales siendo pobre de espíritu; aunque puede ocurrir, como por ejemplo por un golpe de suerte, y esa riqueza no generaría ni bienestar ni más riqueza. Hasta podría llegar a perderse en corto tiempo.

Lo que la sociedad debe impulsar es el enriquecimiento del ser humano en todo aquello que lleva dentro: valores, ideas, empuje, autoestima, conocimiento de si mismo, visión de futuro y todo lo que engrandece y llena de riqueza al individuo. Este es uno de mis compromisos como coach.

Hay una vieja expresión, atribuida a la sabiduría china, la cual resume todo lo que en realidad debemos hacer: “al hombre no le des un pescado, sino más bien enséñalo a pescar”. El pescado va a saciar su hambre corporal de momento, pero la sabiduría que va a adquirir si aprende a pescar le acompañará por siempre, inclusive en los momentos difíciles. Le dará confianza en si mismo, le permitirá compartir con otros y así también aprender de ellos.

Nuestra sociedad se ha empobrecido de espíritu por innumerables razones, pero me gustaría detenerme en una en particular: el individuo ha perdido la confianza en si mismo. Y de nuevo, causas por las cuales esto ha ocurrido hay muchas, pero quisiera reflexionar sobre una en particular: se siente abatido y sin esperanzas.

Es fácil de comprender que la injusticia social, la incertidumbre económica o la desatención a los problemas más graves, nos genere decepción y hasta apatía. Pero cada uno debe mirar a su interior, en los momentos de silencio e intimidad consigo mismo, y preguntarse: ¿Qué debo hacer ahora? ¿Cómo puedo lograr mi propia felicidad y la de mi entorno?

Como nos dice Viktor Frankl, el psiquiatra judío que le tocó vivir los horrores de los campos de concentración nazis, y a pesar de ello mantuvo su integridad espiritual y emocional, y se sobrepuso a las circunstancias: “Tenemos que dejar de hacernos preguntas sobre el significado de la vida y, en vez de ello, pensar en nosotros como en seres a quienes la vida les exige continua e incesantemente. Nuestra respuesta tiene que estar hecha no de palabras ni tampoco de meditación, sino de una conducta y acciones rectas”.

Como sociedad, y como seres humanos sensibles no podemos quedarnos de brazos cruzados si sabemos que podemos dar un poco más. ¿Cuánto más? Tal vez lo suficiente para alcanzar nuestra propia felicidad, y así impactar a nuestro entorno. Cada impacto por pequeño que sea es una contribución para los profundos cambios que se necesitan para poder convertirnos en la nación para la que siempre hemos estado destinados.

Tal vez algunos nos preguntemos: ¿a que hemos sido destinados? Considero que la respuesta está en la mente y el corazón de cada quien; y mientras más grandes y nobles sean los pensamientos que surjan más posibilidades tendremos de lograr un destino grande como el de las mejores naciones del mundo. Y me refiero a aquellas donde hay oportunidades para todos, donde no hay hambre, donde se percibe que cada quien puede construir su propio futuro, donde el respeto es uno de los mayores valores.

Está demostrado a través de innumerables investigaciones que las grandes naciones lo son porque sus pueblos han tenido un sueño, una visión de futuro. Por supuesto que soñar es bueno, pero soñar con los pies sobre la tierra. Es decir llevar el sueño en la mente y el corazón, pero no cesar de actuar, porque serán las acciones las que nos ayudarán a hacer realidad esos sueños.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asesorías, Coaching y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s