Coaching, aliado para potenciar tu Liderazgo

Por su puesto que puedes lograr que el líder dentro de ti se exprese como siempre ha querido, y que ya nada te impida ser quien realmente eres.

El tema de liderazgo tiene muchas falsas creencias asociadas. Una de las más comunes es la de que todos “los líderes nacen”, es decir son sólo unos cuantos privilegiados.

Es cierto que grandes y connotados líderes no son muchos. No nos tomaría gran espacio, en unas cuantas hojas de papel, enumerar los líderes que han dejado huellas imborrables en la historia de la humanidad. No me puedo imaginar que toda la población del mundo fuese como esos líderes famosos. Sería un caos. ¿Quién seguiría a quién?

Pero es que no se trata de ser famoso o de tener un gran impacto en el curso de la historia mundial. Ni de llegar a tener millones de seguidores o admiradores.

¿Y entonces de qué estamos hablando?

Pues a lo que me refiero es que cada uno de nosotros puede ser líder en determinado ámbito: su familia, su iglesia, su club o su comunidad, sólo por mencionar algunos.

¿Y qué nos lo impide? Realmente no existen impedimentos para ejercer el liderazgo que nos corresponde. De hecho, existe un concepto de “Liderazgo situacional”, para explicar que en determinadas circunstancias los líderes de una cierta comunidad pueden pedirle a un miembro de la misma que asuma el liderazgo momentáneamente, porque las circunstancias requieren de la experticia que este miembro tiene.

Lo que normalmente ocurre es que tenemos miedo a quedar mal y no ejercemos el liderazgo que, en el fondo de nosotros, nos gustaría mostrar a los demás. O tal vez que nos encontramos cómodamente instalados en nuestra zona de confort, y nos justificamos diciendo “estoy bien así, que otro lo haga”. Literalmente, por una u otra razón “nos quedamos sentados en nuestra silla”, aunque luego una “vocecita” hable dentro de nosotros y nos diga “tal vez esta era la oportunidad de mostrar lo que eres capaz de hacer”.

Todas estas razones para no salir de la zona de confort nos van dejando una insatisfacción personal, aunque en algunos casos lo racionalicemos, y nos convenzamos a nosotros mismos de que “estamos mejor así”. Cuando tal insatisfacción comienza a hacer ruido en nosotros es el momento de pedir ayuda a un Coach.

De seguro un Coach va a ayudarte a explorar el origen de tales bloqueos. A identificar cuáles son las creencias limitantes que están presentes en ti de manera inconsciente. Podemos tener algún “no hagas” ocasionado por un evento que nos marcó, y tal vez ya haya llegado el momento de hacerlo consciente y de tomar decisiones que nos “hagan cambiar el rumbo de nuestra historia”.

Por lo pronto te invito a reflexionar sobre cuán cómodo estás realmente en relación al liderazgo que ejerces en tu comunidad o en tu ámbito laboral. Pregúntate ¿qué pasaría si asumiera tales o cuales responsabilidades?, ¿acaso no he probado tantas veces que lo puedo hacer?, ¿qué beneficios me generaría asumir nuevos roles?

El cambio es un asunto de tomar una decisión ponderada, y seguir adelante si mirar mucho hacia atrás. El ritmo a seguir, casi siempre, lo puedes poner tu mismo.

Si deseas compartir tus ideas me puedes contactar y con gusto lo haremos. Hasta la siguiente ocasión.

Anuncios
Publicado en Coaching, Gerencia | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

La Esperanza, fortaleza del Invencible

Invencible no es aquel que no ha sido derrotado una vez; y posiblemente muchas veces. Podemos dar este título a quien habiendo sido derrotado en diversas ocasiones ha tenido la fortaleza de ponerse de pie y comenzar de nuevo. Y es que este volver a comenzar no es como cuando nos tocó enfrentar esa situación por primera vez. Cuando vamos a segundas o terceras veces, por una parte llevamos el miedo de ser derrotados nuevamente, pero por la otra conocemos muchos de los obstáculos a los que habremos de enfrentarnos.

En este recomenzar llevamos con nosotros la experiencia de lo vivido previamente; sabemos lo que no debemos volver a repetir, y también lo que nos falta aprender para lograr lo que queremos.

Por supuesto que para ser un “invencible” se requiere de Resiliencia, esa capacidad para superar las adversidades. Estos contratiempos generalmente vienen acompañadas de dolor y algunas veces nos dejan traumas.

Y es que al hablar de Resiliencia viene a mi mente la anécdota del campesino que tuvo que tomar la difícil decisión de sacrificar a uno de sus pocos caballos, el cual había caído en un viejo pozo abandonado, y no tenía los recursos para sacarlo. En lo que los empleados comenzaron a echar tierra para enterrar al caballo, este se sacudía la tierra y al caer se iba acumulando en el fondo, con lo cual al cabo de un rato el caballo se encontraba a nivel de la superficie. Este caballo no se dejó abatir por la adversidad y pudo salvar su vida. La moraleja de esta historia es que cuando nos sintamos en el fondo, como perdidos y sin saber qué hacer, y otros nos lanzan “tierra”, recordemos al caballo y nos sacudamos dicha tierra, para terminar subiendo sobre ella.

Todo esto nos habla de la Esperanza, la cual no es simplemente un confiar ciegamente o un positivismo sin sentido; sino que se trata de recordar nuestras fortalezas, de encontrarle sentido a nuestra existencia, y con estas dos cosas comenzar de nuevo. Con un nuevo plan, con un objetivo más realista, y siempre dando lo mejor.

Cuando estamos abatidos lo peor que podemos hacer es comenzar a quejarnos. La queja es una manifestación de inconformidad, que si no va acompañada de una decisión de cambio, y algunas acciones que nos permitan hacer cosas diferentes, nos deja simplemente en un rol de víctimas; sintiéndonos miserables, solos y perdidos. Aquí viene a mi mente una expresión que me impactó hace muchos años: “las quejas debilitan mi fe”, o en este contexto podemos decir “que me dejan sin esperanza”.

Persona Feliz

Los invito a hacer una lista, lo más completa posible, de sus fortalezas. Y después de ello a responderse preguntas como: ¿Qué espera la vida de mí? O, ¿Qué no he hecho hasta ahora que de hacerlo me haría sentir mejor conmigo mismo? O, ¿Qué puedo hacer por mí que sea útil a mi entorno?

Publicado en Asesorías, Herramientas | Etiquetado , , , , , | 6 comentarios

Importancia del Lenguaje Corporal en el Coaching 2 de 2

Un coach puede sacar gran provecho de la información no verbal que emite el coachee. Si se concentra sólo en las palabras o respuestas que obtiene al hacer las preguntas al coachee, podría perder información valiosa, y además no validar la coherencia entre lo expresado verbalmente y los signos corporales.

Lo dicho previamente se explica por la gran importancia que se ha dado siempre al pensar por encima del sentir. Inclusive, el conectarnos con el sentir puede causarnos mucho miedo. Si el coach tiene algún miedo a sentir (véase el artículo: “Tres Prohibiciones que limitan el éxito p. 2” en http://goo.gl/6BwzVh), podría estar llevando a su coachee a racionalizar. De esta forma, el coachee estaría haciendo un trabajo intelectual, y hasta que no exprese las emociones no trabajaría de manera integral su situación.http://goo.gl/cWG7J

Es importante que el coach esté centrado; es decir, su postura corporal debe ser vertical (incluida la cabeza) y sus piernas deben estar ligeramente abiertas. También debe observar cómo se encuentra el coachee al inicio de la sesión, y evaluar si es conveniente ayudarlo a centrarse. Para ello se le pregunta si su postura le resulta cómoda, y podríamos invitarlo a sentarse de forma de que logre estar centrado.

Hay que mantener presente en todo momento que las posturas corporales del coachee nos dan mucha información sobre su emocionalidad, pero no es cierto que una determinada postura tiene un significado único y definitivo. Por ejemplo pudiéramos pensar que un coachee con los brazos cruzados está cerrado y hasta nos está rechazando, pero también cabe pensar que está mostrándonos mucho diálogo interno. Para indagar sobre sus pensamientos puedo preguntarle: ¿en qué estás pensando?, y así lo ayudo a expresarse. Por lo tanto, el lenguaje corporal nos ofrece hipótesis, pero debemos corroborarlas haciendo preguntas poderosas.https://goo.gl/VDMKXd

Existen muchas teorías sobre cuáles son las emociones básicas, y como calificar otro tipo de manifestación asociada. No obstante hay bastante coincidencia en que las principales emociones son Miedo, Alegría, Rabia, Tristeza y Amor (MARTA, como siglas asociadas para recordarlas). Algún autor dice que el amor es más bien un sentimiento, y lo descompone en Erotismo y Ternura. También se consideran en la categoría de sentimientos: Vergüenza, Culpa, Orgullo, Decepción, Frustración, Desánimo, y muchos otros.

Por otro lado, Susana Bloch asocia patrones respiratorios y posturas corporales a las emociones. Cuando hay alegría la respiración se caracteriza por un movimiento inspirador abrupto y profundo seguido de una serie de expiraciones cortas; y la postura corporal, en general, está relajada. En el caso de rabia el patrón respiratorio se caracteriza por una alta frecuencia y una gran amplitud, y los músculos faciales están tensos.

En ayudar al coachee a tomar conciencia de sus emociones y sentimientos podemos pedirle que identifique en parte de su cuerpo los experimenta, que nos diga alguna frase o palabra que asocia con ellos o un color con el cual los relaciona.

También es importante ayudar a que el coachee se exprese, a que observemos la “estructura de coherencia” de la cual hablamos en un artículo previo (“Importancia del Lenguaje Corporal en el Coaching 1 de 2” en https://goo.gl/pRtgEd). Y para destacar más la importancia del lenguaje corporal, quiero mencionar que los tres dominios del Coaching son: el Lenguaje Verbal, el Emocional y el Corporal. El coach debe estar atento a los tres dominios.http://goo.gl/CjvV9q

Para complementar lo anterior debemos ayudar al coachee a que comprenda que las emociones no son buenas ni malas, que deben expresarse en una adecuada intensidad en el momento que las experimente. Inclusive debemos invitarlo a manifestarlas durante la sesión. Por ejemplo, la rabia, que es considerada una emoción dañina, puede ser necesario expresarla en una intensidad media cuando alguien ha abusado de mí. Debo buscar el momento apropiado para expresar al otro mi desaprobación por su conducta, de forma que le quede claro que no debe repetir lo que hizo.

Ayudar al coachee a canalizar apropiadamente sus emociones puede ser altamente beneficioso. El miedo pudiera estar bloqueándolo de actuar en situaciones importantes. Y el ayudarle a comprender que el miedo es un aliado para protegerlo de situaciones de peligro, pero que no “tiene el derecho” de excederse y frenarlo de emprender nuevos proyectos, lo ayudará a poner al miedo en su lugar, no sin dejar de agradecerle sus buenas intenciones.

Publicado en Coaching, Herramientas | Etiquetado , , | 3 comentarios

Coaching para Emprendedores

Un emprendedor es alguien que decidió saltar al vacío. Que dejo atrás su zona de confort para irse en pos de sus sueños.http://goo.gl/vivjBd

Cuando se toma la decisión de comenzar algo nuevo se presenta mucha incertidumbre, pues la persona se mueve entre extremos. Una gran claridad mental y de pronto mucho desconcierto, alegría y tristeza, entusiasmo y temor, mucha acción y repentinamente una gran pasividad. Y algunas otras emociones o sentimientos, que estoy seguro que todos hemos vivido en algún momento, en mayor o menor grado.

Un día amanecemos con ganas de comernos al mundo y al siguiente podemos sentirnos confundidos y preguntándonos si habremos hecho lo correcto.

Es interesante preguntarse cuál es el combustible común que tienen los grandes emprendedores, eso que les ayuda a mantener viva la llama del entusiasmo, a pesar de las múltiples adversidades que se deben confrontar.

Puedo imaginar que estos seres, que consideramos excepcionales, deben tener en común una visión de lo que desean lograr que es tridimensional y a color. No hay en ellos espacio para los pensamientos negativos que solo conducen al desaliento y la depresión.http://goo.gl/V3qTB

Pero, ¿qué les ocurre a los demás emprendedores que tienen sueños? Estos pueden tener una gran visión, pero tal vez experimenten sentimientos de confusión que los frenan y les hacen dudar a ratos. De hecho muchos se quedan a mitad de camino y abandonan sus sueños para regresar a su zona de confort. No sin experimentar sentimientos de tristeza y frustración, luego de haber regresado a sus “trabajos seguros y estables”.

Si todos estos emprendedores, tanto los que tienen éxito como los que abandonan, hubiesen encontrado el acompañamiento oportuno del coaching, estoy seguro de que el porcentaje de deserción bajaría considerablemente, con el consecuente aumento de logros y realizaciones. Y esto lo digo porque he acompañado a algunos emprendedores en sesiones de coaching, en las cuales han logrado darse cuenta de que cuentan con más fortalezas que las que creían.

Pero también lo afirmo porque he escuchado a presidentes de empresas transnacionales, los cuales declararon que gracias al coaching lograron salir de algún estancamiento en momentos en los cuales les tocó emprender importantes cambios en sus vidas.

Cuando un emprendedor se encuentra frente a un coach puede estar trabajando temas de miedo a los cambios que está viviendo, relaciones deteriorándose, inseguridad sobre sus prioridades, una comunicación con dificultades, y muchos otros propios de las situaciones cambiantes que está enfrentando.http://goo.gl/cOSvA

Y seguramente el coach estará formulándole preguntas tales como: ¿de qué manera te están afectando los cambios?, ¿qué diferencias identificas entre lo que estás viviendo y lo que venias viviendo?, ¿qué es lo que más te entusiasma de esta nueva vida que has emprendido?, ¿qué ganas y que sacrificas?, ¿qué nuevos recursos tienes ahora que tan van a apoyar en esta nueva etapa de tu vida?, ¿si pudieras decirle a un gran amigo(a) que debería hacer para perseverar ante las dificultades, que le recomendarías?, ¿después de que ya hayas alcanzado tus metas que cosas importantes habrás logrado?

Es así como se va logrando que este emprendedor despeje sus dudas, se fortalezca en su decisión (o se dé cuenta de que debe esperar un mejor momento), y en especial que reconozca todos los recursos con los que cuenta y cobre ánimos para seguir adelante. Por ello animo a todos los emprendedores a saltar al vacío, y a buscar el acompañamiento si lo requieren, pues es de valientes saltar al vacío, pero más aún saber reconocer que se necesita de ayuda profesional.

Publicado en Coaching, Gerencia, Herramientas | Etiquetado , , , , | 8 comentarios

Casos de Coaching IV

Continuando con los CASOS DE COACHING, les traigo en esta oportunidad otro interesante caso.

Una vez más, quiero recomendar al lector releer el artículo: “Casos de Coaching I” en el cual encontrará algunas ideas centrales (ir al link: http://goo.gl/CZdVCq).

Caso 6: Mujer de 39 años. Casada, con dos hijos. Habiendo tenido una infancia de mucha pobreza había logrado estudiar dos carreras, pero seguía experimentando la pobreza en su vida. Su quiebre estaba relacionado con el poder superar algunas creencias que le limitaban para alcanzar prosperidad.

Luego de algunas preguntas para conocer su situación actual y escucharle las posibles creencias limitativas, pude escuchar un poco sobre su infancia con tantas dificultades en lo económico y la relación con su mamá. Esta había quedado viuda cuando la niña tenía tan sólo dos años y no le resultó fácil criar tres hijos sin tener una profesión. Constantemente les decía a sus hijos de sus esfuerzos y lo duro que le resultaba obtener el dinero para educarlos. De los tres hermanos solamente mi coachee mostraba aptitud hacia los estudios, lo que ponía sobre ella mayor presión por las expectativas de la madre.http://goo.gl/kRuImt

A lo largo de la infancia ella soñaba, como tantos niños, con algunos oficios que la madre veía con malos ojos y le negaba toda posibilidad de emprenderlos. Esta infancia con tantas limitaciones, mensajes negativos y múltiples prohibiciones respecto a lo que la niña quería hacer fueron generando una mujer que creía poco en sí misma, aunque sabía que tenía mucho potencial. Al morir la madre comenzó a rehacer su vida, pero cargada de resentimiento hacia la vida, y en especial hacia la madre.

En vista de lo anterior sugerí trabajar el perdón hacia la madre, para lo cual llevamos a cabo un proceso que le permitiera, a mi coachee, comprender a su madre, las propias limitaciones que tenía debido a su crianza y a que realmente había hecho lo mejor que pudo en la crianza de tres niños sin un esposo y una profesión. Visto que la coachee pudo ver todo este cuadro desde el amor en su corazón y el agradecimiento hacia su madre, ya estaba lista para hacer un proceso de perdón.

Este proceso lo llevamos a cabo con la “técnica de la silla vacía”, en la cual sentamos a la madre antes de dejar este plano físico. La coachee pudo expresarle, por una parte como le había afectado la crianza, pero por otra como entendía el gran amor y los muchos esfuerzos que había tenido que hacer para salir adelante con ella y sus hermanos. Le expresó cuanto la amaba, que comprendía cuan dura había sido su vida, que la liberaba para que pudiera irse en paz y que recibía su bendición, sabiendo que lo que quería en este momento para ella era que pudiera ser feliz con su esposo y sus niños.http://goo.gl/EEczLG

Después de haber llorado y expresado todo lo que llevaba por dentro quedó en un estado de paz interna que podía apreciarse en un rostro más relajado e iluminado. Me dijo que se sentía como nueva, como si hubiera vuelto a nacer, que tenía nuevos propósitos para su vida, y que estaba dispuesta a romper el círculo vicioso en el cual había estado atrapada por la crianza recibida, a su vez la que su madre y posiblemente la madre de su madre habían recibido.

Quedamos en volver a vernos en un plazo corto para revisar las acciones que estaría tomando, relativas a su prosperidad, a la crianza de sus hijos y su relación de pareja. Posiblemente habría que trabajar en alguna de estas áreas.

Publicado en Coaching, Herramientas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Preguntas Poderosas y Modelo GROW

El modelo GROW es uno de los más utilizados en coaching por su sencillez y lo fácil de recordar de los pasos que propone. Este fue diseñado por Graham Alexander, aunque fue John Whitmore quien le dio la popularidad que tiene hoy en día, encargándose de difundirlo.

En sus siglas nos recuerda que el coaching nos ayuda a crecer (grow en inglés). No puede haber una sesión de Coaching en la cual el Coachee no logre una mejora personal y se dé cuenta de algo que no había comprendido, lo que le ubica en un estado de consciencia más elevado.

Para comenzar toda sesión de Coaching lo primero que debe hacer el Coach es crear un ambiente de confianza con el coachee y asegurarse de que conoce de qué se trata un proceso de coaching, lo que puede esperar de éste y que todo lo que se hable en la sesión es confidencial.http://goo.gl/r1bz8R

Una vez logrado esto el Coach comienza a aplicar los pasos del modelo, y a continuación les dejo algunas preguntas típicas que se pueden usar en cada paso, así como algunos aspectos que deben ser tomados en cuenta.

Goal o Meta:

En este primer paso es importante que quede bien definido lo que el coachee espera obtener de la sesión de coaching. Normalmente el coachee siempre va a mencionar una idea vaga o lo que desea alcanzar luego de haber puesto en práctica algunas acciones a definir en la sesión. Por tal motivo el coach debe insistir en que se defina un objetivo de la sesión.

A continuación, algunas de las preguntas que puedes usar en este primer paso:

¿Qué te trae hoy por acá?, ¿Sobre qué quieres trabajar en esta sesión?, ¿Qué es lo más importante dentro de todo lo que has mencionado?, ¿Qué esperas lograr al final de esta sesión?

Recuerda repetir el objetivo o la meta que espera lograr el coachee a objeto de validar con él si es eso realmente lo que desea lograr. A esto se le conoce como parafraseo, y ayuda al coachee a escucharse a sí mismo, y tomar conciencia de lo que desea trabajar.

Reality o Realidad:

En esta etapa se explora lo que está viviendo el coachee, como le afecta y con cuales recursos cuenta. Como coach debes estar presente en todo momento, y en especial dar tiempo a tu coachee de responder sus preguntas. A continuación, algunas de las preguntas que puedes usar en esta segunda etapa:

¿Cómo es la situación actualmente?, ¿De qué forma te está afectando?, ¿Qué situaciones similares a esta has pasado anteriormente?, ¿Qué pasaría si no hicieras más nada en relación con este asunto?, ¿Quiénes te apoyan?, ¿Quiénes te complican el asunto?, ¿Qué diferencias hay entre esta situación y otras similares de tu pasado?, ¿Qué nuevos recursos tienes ahora que no tenías en el pasado?, ¿Cómo te ves a ti mismo en esta situación?, ¿Qué piensas de lo que está pasando?

Recuerda observar el lenguaje corporal, sus expresiones, creencias limitantes y patrones de conducta expresados. También es importante preguntarle de qué se ha dado cuenta y como se está sintiendo. En esta etapa el coachee termina tomando consciencia de la urgencia de hacer algo para mejorar sus situación actual.http://goo.gl/fDT8S

Options u Opciones:

Es el momento de ayudar al coachee a plantear opciones para generar cambios en su situación actual. Estas opciones provienen de haber tomado consciencia de sus nuevos recursos o de haber comparado esta situación con otras similares del pasado.

A continuación, algunas de las preguntas que puedes usar en esta tercera etapa:

¿Cuál podría ser el próximo paso que des en relación con esta situación?, ¿Qué pasaría si haces lo que tienes pensado?, ¿Qué más puedes hacer, que no hayas hecho hasta ahora?, ¿En esta situación, qué harías de manera diferente si pudieras?, ¿Qué te diría tu mejor amigo que hagas?, ¿Qué harías si este problema aparentemente difícil fuese una oportunidad para comenzar a pensar en hacer cambios importantes?, Si dividiese su reto en diez partes similares, ¿a cuál de ellas se enfrentaría en este momento?, ¿Cuáles son tus opciones para enfrentar esta situación?, ¿Qué más puedes hacer?

En ocasiones puede que el coachee sólo presente una opción, pero siempre se le debe invitar a pensar que otras opciones tiene, aunque ya haya planteado varias.

Will o Acciones:

Ya en este momento tu coachee debe estar listo para decidir cuál será su plan de acciones para lograr su meta, pues ha explorado como lo afecta la situación actual (realidad) y ha visto con qué recursos cuenta. Es por ello que debes animarlo a formular un plan de acciones, comprometerse con él y definir cómo va a medir su progreso. Las acciones son una consecuencia de las opciones que se haya planteado.

A continuación, algunas de las preguntas que puedes usar en esta última etapa:

¿De todas las opciones que has visto, cuáles te darían mejor resultado?, ¿Cuáles serían las mejores para el logro de tu meta?, ¿Qué quieres hacer frente a esta situación?, ¿En qué momento vas a llevar a cabo cada acción?, ¿Cuál sería la manera más apropiada de plantearle lo que quieres decirle?, ¿Cuándo lo harás?, ¿Cómo vas a saber que estás logrando tu meta?

Al concluir debes volver a preguntarle cómo se siente y cuando desea que se vuelvan a ver. Es grato escuchar que tu coach te diga: “recuerda que puedes contar conmigo”.

De esta forma concluye una sesión de coaching.

Publicado en Coaching, Herramientas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Importancia del Lenguaje Corporal en el Coaching 1 de 2

En términos de Coaching, cuando hablamos de Lenguaje Corporal nos referimos a las señales que emite el cuerpo del coachee, las cuales informan sobre su emocionalidad. Es posible que el propio coachee no esté consciente de esa emocionalidad que está reflejando.

Para comenzar la sesión de coaching, ¿cómo puedo hacer la conexión con mi coachee?, o dicho de otra forma: ¿cómo crear un clima de confianza, que lo ayude a abrirse? Hay tres cosas importantes que debe cuidar el coach en todo momento, pero en especial al inicio de la sesión: 1. Hacer contacto visual, con lo que le estoy diciendo “tú eres importante”, 2. Respirar para relajarme, y 3. Tener una postura correcta, posición recta del cuerpo y pies en el piso que me ayudan a estar presente. Aquí estamos hablando de la utilización de la corporalidad desde el punto de vista del coach para ayudar al coachee.

Al hablar de la corporalidad del coachee nos referimos a: 1. expresiones faciales, 2. postura corporal y 3. respiración. Tomando en cuenta las señales que el coachee emite a través de estos aspectos de su corporalidad puedo ayudarlo a “darse cuenta” de las emociones que está experimentando, e induciéndolo o invitándolo a cambiar el patrón de respiración o la postura de su cuerpo, por ejemplo, puedo ayudarlo a que cambie su emoción, y así esté mejor preparado para responder mis preguntas durante el resto de la sesión.http://goo.gl/zGwyV6

Por otra parte al ir guiando a mi coachee debo recordar que sus sensaciones están grabadas en su cuerpo, de manera atemporal. No importa cuando las experimentó. Por ello cuando lo estoy llevando a conectarse con sus sensaciones y emociones, a fin de proyectarse hacia adelante, en el tiempo, con base a dichas sensaciones tengo que decirle ¿cómo te sentirías si lo que quieres lograr fuese tan exitoso como cuando lograste…? en vez de decirle “imagínate cómo te sientes porque ya has logrado tu objetivo”. En esta última estoy pidiendo que haga un trabajo intelectual, mientras de la primera forma lo estoy ayudando a revivir sensaciones y asociarlas al logro de un nuevo objetivo.

Para lograr que aparezca la emoción lo induzco a relatarme lo que le está ocurriendo y le pregunto ¿cómo lo está afectando? Si el coachee no revive la emoción que le está afectando durante la sesión de coaching, entonces no va a poder procesar su situación y al final de la sesión sólo va a lograr un plan de acciones que es el resultado de un trabajo intelectual.

Cuando pregunto al coachee ¿cómo te sientes? O ¿que sientes frente a esta situación, y obtengo respuestas como, “me siento curioso”, “me parece interesante”, “me llama la atención”, “creo que…”, son todas respuestas desde un plano cognitivo. Reflejan que el coachee no se ha conectado con sus emociones. Para ayudarlo a sanar el impacto de viejas emociones debo: 1. lograr que haga contacto con lo que le pasó, y lo experimente emocionalmente de nuevo, 2. identificar como le afecta todavía y 3. perdonar o perdonarse”. Para ello puedo usar preguntas como: ¿cómo te afectó o sigue afectando lo ocurrido?, ¿de qué manera sigues dándole fuerza para que te afecte hoy en día?, ¿pudiste haber hecho algo diferente en ese momento?, ¿Qué estás esperando para soltar eso?

Finalmente para concluir con esta entrega, hablaremos sobre la “estructura de coherencia”. En todo momento de la sesión de coaching debe haber congruencia entre lo que expresa el coachee, su postura corporal y las emociones de las cuales me está hablando. Daré un par de ejemplos que ilustren lo que quiero decir.http://goo.gl/igPfpj

Una persona relatando un hecho que lo perjudicó seriamente, y por el que dice tener rabia, no puede mostrar una expresión relajada en su rostro y cuerpo, ya que lo que está indicando es que no ha revivido lo ocurrido; en cuyo caso debemos pedirle que relate más detalles y preguntarle ¿cómo se sintió? o ¿cómo lo está afectando? Otro ejemplo sería el de alguien que está expresando que se encuentra muy triste por la pérdida de un ser querido y el tono de su voz no cambia, no observamos ojos con lágrimas o un cuerpo ligeramente encorvado. Tal vez aún no ha asimilado lo ocurrido.

En la próxima entrega de este tema continuaremos con más información sobre las señales corporales y hablando un poco más sobre las diferentes emociones.

Publicado en Coaching, Herramientas | Etiquetado , , | Deja un comentario